Alquila tu inmueble sin complicaciones

Gestión Integral

En LGDE no solo nos ocupamos de comercializar tu propiedad o poner a tu disposición la vivienda que estabas buscando, nos encargamos de la gestión integral del alquiler para que ni el propietario ni el inquilino tengan que preocuparse por nada.
Una vez firmado el contrato tanto propietario como inquilino sólo tratarán ya con nuestro equipo.
Ponemos a disposición del inquilino un servicio exclusivo de atención las 24 horas del día, nos hacemos cargo de todas las reparaciones y gestiones que pueda necesitar para que pueda disfrutar de su vivienda con la máxima comodidad.

¿Que Incluye La Gestión Integral?

Reportaje fotográfico profesional de las viviendas.

Comercialización para el arrendamiento y venta (portales de internet, agencias, cartera de clientes). Todo ello, optimizando el precio.

Elaboración del contrato bajo la supervisión de un despacho de abogados experto en bienes inmuebles.

Disponemos de un equipo de arquitectos para realizar proyectos de reformas y también contamos con un equipo de manitas que resuelve pequeñas reparaciones.

Hacemos el seguimiento del cumplimiento de las obligaciones de la Propiedad según las leyes vigentes.

Nos ocupamos de las gestiones del IBI, catastro, cambio de titularidad de suministros, registro y contratación del certificado de calificación energética.. te ayudamos a elegir siempre la mejor opción y a optimizar gastos.

Contratación y gestión del seguro de continente y responsabilidad civil.

Dada la amplia cartera de bienes inmuebles que administramos, tenemos acuerdos con varias aseguradoras para ofrecer a nuestros clientes precios competitivos de contratación del seguro que incluye el sistema “Multimap” para el mantenimiento del piso.

Atención personalizada a los inquilinos 7x24. Despreocúpate de llamadas a deshoras comunicándote averías.

Aseguramos el cobro mensual de la renta.

Estamos en contacto con el administrador de la finca y podemos asistir a las juntas de vecinos en tu representación.

Hacemos la puesta a punto del inmueble cada vez que se libera, deshaciéndonos de enseres que hayan podido dejar los inquilinos y realizando limpiezas integrales.

Atención, seguimiento y resolución de incidencias ordinarias y mantenimiento de la vivienda.

Seguimiento de actas, informes y certificados técnicos.

Informe mensual de ganancias y gastos de la Propiedad.